En un estudio reciente en la Universidad de Colonia, a 98 personas se les dio una tarea imposible que, por supuesto, no pudieron completar. Después, algunos de ellos recibieron instrucciones de lavarse las manos antes de volver a intentar la tarea. Los que limpiaron se sintieron mucho más optimistas de que tendrían éxito la próxima vez. Era como si hubieran lavado literalmente el fracaso.

Sing ¡Canta! Quitárselo de encima - Mejores Escenas (Julio 2021).