Durante la vida del Dr. Martin Luther King, Jr., inspiró a millones de personas a ver más allá del color de la piel con su extraordinaria capacidad para hablar. Hoy, su discurso "Tengo un sueño" todavía nos dirige hacia una América ideal, libre de racismo e injusticia. El Dr. King comprendió que su palabra tenía el poder de transformar a los demás. A través de nuestro discurso, nosotros también podemos afectar las vidas de quienes nos rodean. Las palabras tienen un poder tremendo. Sorprendentemente, un comentario sobre nuestra apariencia puede hacernos sentir bien o muy mal durante horas después. Lo que decimos importa. Esto nos da una decisión importante que tomar cada día: ¿usaremos nuestras palabras para animar a otros o derribarlos? La sabiduría convencional dice: "piensa antes de hablar". Hoy, tal vez deberíamos decir, "piensa antes de escribir". Con las redes sociales como Facebook y Twitter, las personas nunca han tenido una mayor capacidad para comunicarse con millones de personas en todo el mundo.

Puedes cambiar tu realidad cambiando tus palabras (Septiembre 2021).